Google+ La Marca del Guerrero - La Marca del Guerrero

Casa Optuyetade

 

Escudo:

La serpiente de los Optuyetade, en posición de ataque pero enroscada, representa la autodefensa. El haz de luz que ilumina al animal se le supone de procedencia del Bosque de la Serpiente, muy tupido.

Nivel:

Casa menor.

Color:

Morado claro.

Historia:

Los Optuyetade llegaron a su territorio en la formación del reino y allí se parapetaron, defendiéndose con fiereza pero sin realizar ataques. La familia Amoyda tuvo que conquistarles, rompiendo sus fronteras, para conseguir que le prestaran apoyo militar.

Siempre han sido relativamente independientes, prefieren vivir de sus propias tierras (que tienen la fortuna de que son bastante ricas en vegetación) a comerciar con el exterior, así que lo evitan en la medida de lo posible.

Su actitud antaño meramente defensiva no se ha mantenido siempre. Los Optuyetade son famosos por actuar de manera decisiva en algunas guerras, siempre con un ataque rápido y sorpresivo, aliándose bajo cuerda con uno u otro bando, o bien con ambos para traicionar al menos conveniente.

Protagonizaron una rebelión solitaria por la que el rey por poco no les rebaja de casa menor a descabezados. Los Aivanek se encargaron de sofocar su rebelión sin delicadezas y se apropiaron así de parte de su territorio. Por esto, los Optuyetade guardan un odio especial a la familia del Águila Carmesí.

Fama:

Los Optuyetade son como la sombra de una gran familia que fue, pero ya no es. Excluyendo al último de sus señores, se les considera tradicionalmente condescendientes y excesivamente preocupados por el bienestar del populacho. Dado que están encerrados en sí mismos, tienen pocas relaciones con los demás señores y, si pueden evitarlo, también con la realeza. Se les considera traicioneros y sibilinos.

 

Territorio:

 

 

Casa Cublion

 

Escudo:

En su emblema está representado un zorro, astuto y escurridizo. El fondo es un conjunto de verdes, símbolos de la antigua riqueza biológica ahora mermada.

Nivel:

Casa menor.

Color:

Azul amoratado.

Historia:

 

Los Cublión fueron de las primeras casas menores en renunciar tanto a la corona como a riñas con otras casas para apoyar a los que finalmente se erigirían como reyes: los Amoyda. Esta y no otra es la razón de que se les hayan perdonado algunos conatos de traición (algunos escandalosos) hacia la realeza por parte de sus miembros.

 

La casa de los Cublión estuvo por mucho tiempo defendiendo la frontera Norte del reino, tarea que tradicionalmente detestaban. Cuando hicieron el acuerdo con los Galdaba se libraron de aquel problema convirtiendo a sus enemigos en sus defensores.

 

Durante toda su historia, han sabido apostar por el bando ganador (aunque hubieran de tener una baza en cada mano para asegurarse la victoria) y han sabido aprovechar sus recursos naturales, aunque los últimos dos señores han descuidado este aspecto.

Han intervenido en casi todas las pequeñas guerras del Reino, con éxito en casi todos los casos.

Fama:

Son grandes negociadores y poco rencorosos. Si no pueden sacar provecho de una venganza, simplemente la dejan correr. Los Cublión son terriblemente oportunistas y desmedidamente previsores, de modo que suelen adelantarse a las necesidades de los demás nobles o a las suyas propias, sacando provecho de todo ello. Se sabe que traman planes con vistas a muchas generaciones posteriores.

 

Territorio:

 

 

Casa Balliot

 

Escudo:

El emblema de los Balliot luce un carro como símbolo del comercio y un apretón de manos que recuerda el acuerdo por el cual llegaron a ser una casa noble.

Nivel:

Casa menor.

Color:

Gris y verde.

Historia:

 

Los Balliot fueron la última casa en unirse a la nobleza. De hecho, eran meros comerciantes que alcanzaron un peligroso nivel de riqueza. Se suele decir que compraron con filamento (el material más preciado del reino) su sangre noble, y no se dice sin razón. El rey ordenó a los Salvino y los Ustípede que les vendieran una porción de sus territorios que, unido con parte de las montañas de la Cordillera Este y el terreno de La Mina, pasó a formar el dominio de los Balliot.

 

Los Balliot obedecen exclusivamente al rey, de modo que no conocen de alianzas ni posturas políticas. Si el rey ordena un ataque, atacan, sino, no atacan. Su vida no es ni la guerra ni la política, sino el comercio.

 

Cuentan con la única mina de filamento que queda en el reino y son casi tan ricos como un Aivanek, quizás más, pero como están fuera del juego de la política nadie les toma en cuenta para estos asuntos. Son necesarios, no obstante, para abastecer a todo el Reino. Ellos construyeron las mayores y mejores vías de comercio. El Camino Seco, el Camino del Sur, la Ruta del Comercio… todo obras suyas que salieron de, y se mantienen gracias a, sus abultados bolsillos.

 

Fama:

Los Balliot tienen fama de ser unos vividores. Son bebedores, apostadores y frecuentadores de burdeles. Ni saben ni quieren saber sobre honor o códigos de nobleza. Como los Cublión, son unos oportunistas, aunque bastante menos elegantes y opuestos en relación a la previsión. Los Balliot saben aprovechar lo que les ofrece la vida en cada momento y adaptarse a las circunstancias con tal de conservar su nivel y modo de vida. El resto es secundario.

 

Territorio:

 

 

Casa Ustípede

 

Escudo:

Debido a su cercanía con el desierto, en el emblema de los Ustípede se puede ver a un escorpión venenoso, a menudo sobre una duna.

Nivel:

Casa menor.

Color:

Amarillo y blanco.

Historia:

Los Ustípede han sido tradicionalmente bastante guerreros, incluso en las épocas en las que el reino atravesaba un lapsus especialmente pacífico. Los Ustípede se unieron a los Amoyda y pelearon con fiereza para luego regresar al territorio que habían elegido, que podía no ser el mejor pero que consideraban suyo.

Fueron los instigadores de la “Guerra del Bosque” que terminó implicando a la mayoría de las familias del reino, cruzada que comenzaron, junto a los Salvino, contra los Someti y los Aivanek.

Fama:

Los Ustípede tienen fama sobre todo de vengativos. Si un Ustípede no puede cobrarse una venganza, lo hará su hijo, y si no su nieto, o cualquiera de sus descendientes hasta que el motivo se pierda en la memoria o la deuda sea considerada resuelta. También son guerreros duros, orgullosos y leales. Siempre han tenido alianzas con los Salvino, y ambas casan son consideradas como las más honorables del reino.

 

Territorio:

 

 

Casa Galdaba

 

Escudo:

Su emblema es una torre y el motivo es que se consideran los defensores del reino. Las montañas de fondo representan la impenetrabilidad de su territorio. Las dos estrellas que brillan en su cielo oscuro tienen un motivo secreto que se ha ido transmitiendo de señor de la casa a señor de la casa, pero la mayoría piensa que son dos ojos vigilantes por el bienestar del Reino.

Nivel:

Casa menor.

Color:

Marrón.

Historia:

 

Los Galdaba no eran una familia noble en la época de la formación del Reino. En realidad, los Galdaba no eran más que una tribu de bárbaros que luchaban en el Noroeste con una fiereza memorable. Los Cublión, con cuyas tierras lindaba entonces la frontera, se vieron obligados a firmar un acuerdo de paz con ellos. A cambio del cese de hostilidades, los Cublión se comprometieron a parlamentar con el rey para lograr que se les aceptara como casa menor.

El rey accedió bajo la condición de que defendiesen la frontera Norte. Tiempo más tarde, una vez demostrado que las lealtades de los Galdaba se habían vuelto a favor del reino, el rey accedió a crear un cuerpo especial, la guardia fronteriza, que permitía aumentar los hombres destinados a la protección del reino más allá de los efectivos permitidos como guardia para las casas menores. Los Galdaba ampliaron su territorio por una franja noroccidental que fue cedida por los Cublión para protegerles de los bárbaros que bajaban por la frontera Oeste del Reino.

Fama:

Los Galdaba tienen fama de ser absolutamente negados para la política. No sólo eso, no les interesa en absoluto. Aún para algunos son simplemente unos bárbaros venidos a más, sin que merezcan la consideración de nobles, pero todos piden su ayuda cuando sufren ataques extrafronterizos, y todos buscan su alianza cuando hay guerras entre casas. Suelen tener problemas para encontrar con quien casas a sus descendientes, debido al desdén que muchos sienten por ellos. Tienen una relación sana y fuerte con sus vecinos fronterizos los Yorkuk.

 

Territorio: