Google+ La Marca del Guerrero - La Marca del Guerrero

Casa Yorkuk

 

Escudo:

Su emblema lleva un toro embravecido, símbolo de su condición ganadera tanto como de su capacidad para defenderse. El fondo es un verde claro uniforme en honor a sus campos, que son casi en su totalidad pastos.

Nivel:

Casa menor.

Color:

Verde claro.

Historia:

 

Los Yorkuk están presentes desde el comienzo de la formación del reino, pero nunca fueron dados a la lucha. Mantuvieron una neutralidad intencionada durante las guerras de las grandes casas hasta que hubo un bando ganador lo bastante claro, y aún así aportaron pocos hombres a la lucha. De hecho, es la familia que menos guardias tiene incluso en la actualidad.

 

Han mantenido su actitud pacífica siempre, de modo que no se han metido en casi ninguna guerra, ni siquiera en las pequeñas trifulcas familiares. Si han sido participes de alguna de las tramas de traición en el Reino, no se tiene conocimiento de ello.

Los Yorkuk se centraron en la ganadería, criando animales de granja que proporcionar a la nobleza y en menor medida al comercio. Como consecuencia de ello, acabaron con todos sus bosques, talándolos para crear grandes prados de pasto para el ganado.

Fama:

Los Yorkuk tienen fama de ser cobardes y descuidados. Su excesivamente pacífica existencia tiene ese precio. Aunque mantienen una relación cordial con los Galdaba, no es así con sus otros vecinos (los Amoyda y los Optuyetade) a los que tratan con condescendencia. Se suele decir que son arrogantes en el comercio y aburridos en la política.

 

Territorio:

 

 

Casa Someti

 

Escudo:

El emblema de los Someti es un cuervo volando en la noche. Se dice que eligieron este emblema porque, incluso en la adversidad, los Someti siguen adelante.

Nivel:

Casa menor.

Color:

Negro.

 

Historia:

Los Someti fueron aliados de los Farkol, y permanecieron junto a ellos hasta su misma caída, momento en el que rindieron sus armas a los Amoyda. Una vez asentados en su territorio, se dedicaron a la repoblación de animales y plantas con un ahínco desconocido para el resto de las casas.

Quizás es debido a esto que los Someti se hicieron extraordinarios herboristas, curanderos y envenenadores. Se convirtieron también en la primera familia noble que comerciaba con perfumes, condimentos únicos y otras plantas para diversos fines.

No tuvieron grandes problemas en sus territorios, exceptuando alguna reyerta aquí o allá, hasta la llamada “Guerra del Bosque”, en la que los Ustípede y los Salvino se aliaron para crear un frente común, mientras que ellos consiguieron el apoyo de los Aivanek. El resto del reino, incluida la familia real, trató de aniquilarles. Finalmente los Someti rindieron tierras y juraron vasallaje a los Aivanek, quedándose con una pequeña porción de territorio en el que vivir en paz.

Fama:

Son las ratas que hacen el trabajo sucio de los Aivanek. Con una obediencia ciega a la casa de sus señores, se han ganado la antipatía de todas los demás familias y, como no gozan del poder de los Aivanek, los nobles tienen a bien mostrar su desprecio hacia ellos a menudo.

 

Territorio:

 

 

Casa Amoyda

 

Escudo:

El emblema de la familia Amoyda es un oso, por considerársele el animal más poderoso del bosque. Tiene una corona por ser la familia real y un amanecer de fondo que simboliza su ascensión al trono.

Nivel:

Casa mayor / Familia Real.

Color:

Amarillo y naranja.

Historia:

 

Los Amoyda consiguieron el trono en la época de la formación del reino, tras exterminar a los Farkol y vencer a los Aivanek. Desde entonces, nadie ha conseguido arrebatársela, aunque ha habido algunos intentos.

Debido a que suelen tener problemas para concebir hijos varones, los Amoyda hubieron de recurrir a permitir que la herencia recayera en la hija mayor en caso de no haber un heredero varón, lo cual causó un gran revuelo en las otras casas (la mayoría de las cuales hicieron uso más tarde de esta modificación legal del derecho de sangre cuando les convino) y también en la Institución.

Fama:

Se dice que los Amoyda no son, a pesar de ser los reyes (o precisamente por ello) unos buenos señores de su territorio. Son descuidados a la hora de manejarlo y la mayoría de los demás señores consideran que dejan a sus vasallos abandonados a los caprichos de los dioses. Lo mismo ocurre con las guerras entre familias, en las que prefieren no intervenir. Aún así, se dice que son justos en sus juicios y tienen una mano generosa con el pueblo.

 

Territorio:

 

 

Casa Salvino

 

Escudo: